Inicio > Sin categoría > El que se enoja pierde

El que se enoja pierde

Jueves, 13 de agosto de 2015 Dejar un comentario Ir a comentarios

Maxi autógrafoHay mucha gente contrariada por el resultado de las PASO, y en particular por la sorprendente cantidad  de votos que recibió MáximoKirchner. Sienten que una parte de la sociedad no se da cuenta de que está eligiendo en detrimento de su propio bienestar e intereses.

O peor, se da cuenta pero  ”igual los vota”.

Siempre hay razones atendibles a la hora de explicar la conducta del electorado que se compartan o no, ayudan a digerir un resultado.  

La primera, aunque resulte obvia, es que hay una parte de la sociedad que no quiere cambiar el statu quo, ni el propio, ni el ajeno, ni el del gobierno.

En cuanto a Máximo no puede soslayarse que como a todo hijo de un presidente al jefe de La Cámpora lo envuelve cierto aura de poder que genera atracción. En este caso, hijo de dos presidentes.

Transformado en una figura mediática por quienes lo ensalzaron hasta la adoración, y  por quienes con denuncias infundadas pretendieron defenestrarlo y terminaron victimizándolo.  Y  los encuestadores falaces o improvisados que le atribuían “una alta imagen negativa  en su provincia” quienes, por la salud de la democracia  deberían explicar ahora semejante margen de error.

En el nombre del padre

En campaña fugaz  Máximo recorrió ciudades del interior y supo mostrar eficazmente en las redes sociales su gira proselitista. Aún en Río Gallegos donde solo se mostró sobre el final de la campaña, y con cuidadosa humildad. El horno no estaba para bollos. 

Con un discurso anacrónico y efectista apeló al sentimiento kirchnerista en el nombre del padre, de quien heredó no solo su parecido físico y sus ademanes ampulosos sino también su práctica del cuerpo a cuerpo con abrazos afectuosos y desplantes lacerantes.

EL padre del candidato  gobernó dos décadas Santa Cruz y enhebró con astucia la cadena de favores, que se pagan. Máximo heredó las regalías de esa siembra que perdurará por años en la provincia. 

Por otra parte ya se sabe, el aparato estatal en manos del kirchnerismo en campaña es brutal, no ahorra en recursos públicos a la hora de salir a captar votos. Dádivas y promesas, canilla libre. 

La propaganda sin limites por los medios públicos, y las entrevistas pagas de los candidatos del FPV en los medios privados dan un nivel de visibilidad y llegada al electorado que un candidato de la oposición no alcanzaría ni arrojando panfletos sobre la ciudad desde un Hércules un lunes al mediodía.

El resultado de las PASO tiene una lectura fría que dictan los números,  y otra política, de libre interpretación hasta lo inimaginable.

El frente Unión Para Vivir Mejor superó por tres puntos y medio al Frente para al Victoria. Final, a las duchas. Cada uno a su casa.

No es verdad que Máximo “fue el candidato mas votado”

A diferencia de él que encabezó lista única, sus adversarios fueron en un frente que en la disputa interna dividió los votos por dos, por eso como en toda interna se supone que los votos pertenecen al partido o frente que los contiene.

La tracción de Scioli es un dato inapelable sobre todo porque el bonaerense sacó mas votos (cerca de siete mil)  que Máximo, que era el único candidato a diputado nacional que llevaba adherido en su boleta.

Además el resultado de toda elección son el producto de aciertos y errores de unos y otros, fortalezas y debilidades.  La falta de un candidato de peso en zona norte del frente opositor,  favoreció al oficialismo. 

De todos modos los votos cosechados por Máximo Kirchner en su debut electoral  son mas que auspiciosos de cara a octubre.

Como también es alentador para el frente liderado por Eduardo Costa haber ganado, pero sobre todo, doblado en votos al kirchnerismo en la capital provincial.

Ambos tienen ahora el mapa electoral en la cabeza. El FPV deberá recuperar votos en la hostil Río Gallegos, y Eduardo Costa deberá profundizar su presencia en el interior.

El tiempo es escaso, las PASO fueron la mejor encuesta pero no sirven para ganar, menos si se las distorsiona para calmar ansiedades o alimentar euforias.

Categories: Sin categoría Tags:
  1. Sin comentarios aún.