Archivo

Archivo para septiembre, 2014

Mas “gasto” son ustedes

Viernes, 26 de septiembre de 2014 Sin comentarios

La publicación dice que “el gasto” en personal y jubilaciones aumentó un 14% respecto de los ingresos, y mas allá del rigor de las cifras que fundamentan el informe vale detenerse un instante en una deformación del lenguaje que expresa una cosa por otra, y por lo tanto no solo confunde, sino también hace daño.

Que quede claro, las partidas presupuestarias destinadas al personal no son un “gasto”, ni para el estado ni para ninguna empresa que emplee los servicios de un trabajador.

Menos que menos puede considerarse  un “gasto” el dinero que el sistema previsional paga a sus jubilados, toda vez que se trata de plata que el mal llamado “beneficiario” aportó durante su vida activa laboral para recobrar esta suerte de salario diferido,   cuando el trabajador se retira. Y en Santa Cruz, gracias a  veinticinco años de inprevisión y despilfarro del gobierno, desde diciembre de 2010 una porción de jubilados continúa aportando solidariamente al sistema entre 7 y 12 puntos .

Por lo tanto, ya sea porque así lo piensa el gobierno y el diario repite lo que le transmite el parte de prensa oficial, o porque el medio o sus periodistas piensan que el pago de sueldos y jubilaciones es un gasto, hay que desterrar del lenguaje estas tergiversaciones que en nada ayudan a un debate sobre el sistema previsional provincial, que debe darse, sin dudas, pero no en base a falsas categorías o premisas, como cuando llaman déficit al desequilibrio financiero que ellos mismos provocaron.

Curiosamente mismo informe que motivó estas líneas enumera que las regalías mineras crecieron apenas un 5,64%.

Entonces, no es el “gasto en jubilaciones” como dice el gobierno y la prensa colonizada lo que pone en alerta al sistema previsional, sino la ineficacia del gobierno y la complicidad de la prensa colonizada.

Categories: Sin categoría Tags:

Con las billeteras sobre la mesa

Sábado, 20 de septiembre de 2014 Sin comentarios

BeginningsLa primera aparición pública de Máximo Kirchner pasó de la sorpresa provocada por el impacto inicial del líder que decide salir del ostracismo, al hartazgo que provocan la rutina de la obviedad y la previsibilidad.

El hijo de dos presidentes no es un heredero cualquiera. Se supone que no recibió de sus padres solo el apellido, el timbre de voz,  y una fortuna incalculable, sino también sus genes, sus pautas culturales, sus ambiciones, y quien dice, el talento que tracciona la voluntad hacia lo que se quiere ser en la vida.  

Sin embargo Máximo se presentó en sociedad con más de lo mismo, con un discurso ajeno, confrontativo sin ideas, y en un contexto digno de un dirigente aparatero que ostenta de lo que carece.

Al día siguiente del acto en el estadio Maradona, La Cámpora no resistió las disidencias, no soportó las críticas,  ni el más mínimo análisis no complaciente, y con las viejas armas de los políticos de tablón aggiornadas a los tiempos de la internet con sus costosos smartphone en ristre al grito de “cinco por uno” salió a colonizar las redes sociales atacando a las fuerzas del mal, antipatrias y golpistas que pretenden desconocer al líder incipiente. 

Parafernalia 2.0  al servicio de la causa nac and pop. 

Las políticas de educación, salud, manejo de los recursos del subsuelo, los derechos humanos en tiempos de Milani y Berni, la corrupción de las instituciones, los procesos a Boudou, el enriquecimiento de los gobernantes, el monopolio de los medios estatales y de privados a fuerza de pauta oficial, las sociedades con Magnetto, Moyano, y Duhalde para llegar al poder, son puntos de debate prohibidos o directamente negados por La Cámpora.

Los dirigidos por Máximo prefieren recitar dogmas a confrontar ideas,  lanzan consignas en lugar de argumentar, y suben el volumen de sus cánticos de guerra para no escuchar.  La cúpula dirigencial nació a la política de la mano de la caja pública  a la que echan mano indiscriminadamente convencidos de un pasado supuestamente glorioso que exige su propia reivindicación,  autocompensados con abultados sueldos del estado.

En esas condiciones ningún debate es posible.  Antes, hay que poner las billeteras sobre la mesa.

Categories: Sin categoría Tags:

Operativo reencarnación

Lunes, 15 de septiembre de 2014 Sin comentarios

Sin títuloOctubre de 1987, noche de domingo electoral. Néstor Kirchner, candidato a Intendente de Río Gallegos se iba desmoronando en su sillón cada vez que sus punteros desde el Colegio Ladvocat le reportaban los números provisorios que alrededor de las 23 hs  preanunciaban una derrota del Frente para la VIctoria Santacruceña a manos del radical Roberto López por apenas un par de votos.

Pero a medida que trancurrían los minutos como si una mano de Dios hubiese intervenido las urnas los números, caprichosos, lentamente fueron revirtiendo la tendencia y alumbraron el resultado. Néstor recuperó la frecuencia cardíaca y la sonrisa.

En su primera elección  y a los 37 años Alcanzó la Intendencia de la capital provincial donde llevó adelante una gestión prolija, sin actos de corrupción, con mas luces en la superficie que soluciones de fondo, pero que le valió el reconocimiento de la ciudadanía.

Fue el comienzo con suspenso de la prolífica carrera política de Néstor Kirchner, quien tras un período de intendente sumaría tres períodos como gobernador de Santa Cruz, hasta alcanzar la presidencia de la nación en 2003. Sin dudas el político mas destacado de la historia institucional de la provincia.

EL maleficio familiar

A quienes no les fue tan bien  fue a sus parientes y familiares cada vez que por designio del dedo bautismal de Kirchner se postularon para la intendencia de la ciudad de origen de la familia.

Su tío, Manuel López Lestón funcionario de la dictadura de Lanusse y padre de la jueza Valeria Lopez Lestón,  fue candidato a la intendencia de Río Gallegos en 1991 y derrotado por el radical Alfredo Freddy Martínez, actual senador nacional.

Pero esa no fue la derrota mas dura que debió afrontar Néstor.  En 1995 su hermana, Alicia Kirchner también perdió a manos de Freddy Martínez, quien renovó su mandato al frente de la comuna, y multiplicó el odio de Néstor, que le hizo sentir el rigor con cada centavo que antes de llegar al municipio, pasaba por el tesoro provincial.

Esta vez es Máximo el miembro del clan  Kirchner  que aspira a llegar a la intendencia de Río Gallegos para seguir los pasos de su padre.  Antes tiene que romper el maleficio que le impidió en dos oportunidades a sus tíos ganar la elección municipal. La tercera deberá ser la vencida.

A Máximo las encuestas previas no lo favorecen aunque debe advertirse que los sondeos se registraron sobre un candidato mudo, ausente, ocioso, y desganado. 

Adolescente tardío, Maxi despertó a la política, pasado el mediodía, y habló. Para alivio de sus seguidores  y sorpresa de sus detractores.  Fueron sus primeras palabras ante un estadio colmado por militantes de la Cámpora que aplaudieron un discurso nervioso y vetusto, pero un discurso al fin.

Es la reencarnación de Néstor, mas por invocación de los huérfanos que dejó su padre, que por propia convicción. El operativo está en marcha.

Categories: Sin categoría Tags: