Archivo

Archivo para agosto, 2011

Nada personal

Sábado, 20 de agosto de 2011 Sin comentarios

 La revelación que hace Jorge Fontevecchia  en la edición de hoy de Perfil de que la mayoría de los periodistas de tres de los diarios mas importantes del pais votaron por Binner  lleva a reflexionar sobre la importancia que tiene conocer de antemano cual es la relación con la prensa que en su provincia mantiene el actual gobernador de Santa Fe y aspirante a la presidencia de la Nación. En 2003 cuando algunos periodistas de distintos puntos del pais me preguntaban como se comportaba con la prensa el entonces gobernador Néstor Kirchner yo solía relatar que en Santa Cruz, existía un manejo goebbeliano de los medios públicos, que la prensa privada era extorsionada por la pauta oficial, la misma que fundaba empresas periodisticas que iban a parar a manos de amigos del poder para traficar millonaria publicidad oficial que se repartía fifty fifty con el funcionario corrupto. También le contaba a los periodistas responsablemente interesados en los antecedentes del hombre que aspiraba a presidir los destinos del pais, que Kirchner en conferencia de prensa solía hostigar a los periodistas que lo incomodaban y que su esposa Cristina directamente ninguneaba a la prensa y a los periodistas a quienes consideraba una raza menor. Que Néstor Kirchner era capaz de llamar al dueño de un medio para reportar a algún cronista que él consideraba le había faltado el respeto con alguna pregunta incordiosa. Que el kirchnerismo impidió por todos los medios la puesta en vigencia de una ley de acceso a la información pública y de una normativa que regule la distribución de pauta oficial. La reacción de muchos colegas era de cierta incredulidad ante la descripción que pintaba un aspecto tan poco democrático de un Kirchner que se presentaba a la sociedad argentina como la alternativa al menemismo y a la vieja política. “Tal vez sea una cuestión personal” me imputaban muchos colegas con un gesto que mezclaba cierta negación ante las evidencias y un comprensible instinto de supervivencia. Por eso considero  imperioso conocer como se relacionó con la Prensa de su provincia el gobernador Hermes Binner para que después no nos quejemos cuando ya sea demasiado tarde. Y quiero enfáticamente dejar constancia que mi petición no obedece a una cuestión de índole personal.

Categories: Artículos Tags: